Los empleados de las heladerías (de las que habrá más de dos marcas) preguntarán al cliente, con la sonrisa y amabilidad que todos los comerciantes tendrán, qué gusto desean arriba, y cuál abajo.
De no hacerlo, quedará a criterio del cliente estampar el citado helado, de preferencia cucurucho, en la frente del despachante, y solicitar inmediatamente una indemnización.

2 comentarios:

CabezaDeNispero dijo...

Tal cual...

Tambien te agradeceria, que llames a tu colega, el de España, y le digas que por favor, implemente la tecnica de "la paleta", y no la de las bolitas... porque aca te sirven el helado en bolas, o sea, con una cosa de hacer bolas, no desnudos, que sino, imaginate que espectaculo, cualquiera se toma un helado... en fin, esto da para un post en mi blog ahora que lo pienso, que lo tengo total y absolutamente abandonado...


Saludos, su majestad...

Subjuntivo dijo...

Eso del helado en bolas es, ciertamente, horripilante.

Veré de hacer unn llamadito...

S.